Fuerza Aérea Mexicana detalla operativos en Cuba para contener incendio

La Secretaría de Defensa Nacional de México (SEDENA) informó que ha trasladado a Cuba 44,800 litros de espuma retardante y otros insumos en 13 vuelos logísticos, para sofocar el incendio de grandes proporciones originado el viernes en la Base de Supertanqueros de la refinería de Matanzas.

De acuerdo con la información, publicada por el diario Excelsior, también fueron enviados a la isla "500 kilos de insumos, 300 kilos de medicamentos, 171 rollos de manguera y 100 frascos de repelente, diez helibaldes y dos bombas de aspersión de espuma retardante", en vuelos ininterrumpidos desde el 6 de agosto hasta este martes. 
Estos envíos forman parte del Plan DN-III-E, que involucra, además a miembros del Ejército y expertos de la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), que se sumaron luego de que Cuba solicitara la asesoría de expertos en el tema petrolero. 
En el grupo hay 63 elementos de diversas especialidades del Ejército Mexicano como Ingenieros, Sanidad; Búsqueda y Rescate en estructuras colapsadas; Intendencia, Manejo de Helibaldes y de Seguridad, puntualizó el rotativo. 


Además, incluye personal especialista de la Fuerza Aérea, que pilotean cuatro aeronaves que realizan los viajes a la isla.
También viajaron 20 ingenieros de Pemex, que junto a especialistas de Venezuela y Cuba, definen los procedimientos técnicos y las estrategias para sofocar el incendio, que ya involucra a cuatro tanques de combustibles y hasta el momento sigue fuera de control, señala el reporte.

Estos expertos indicaron al medio de prensa mexicano que en la zona de desastre se instalan bombas de aspersión de espuma retardante para controlar las llamas. 
El gobierno de México, un antiguo aliado de Cuba, también envió a la isla personal médico especializado en cirugía reconstructiva para ayudar en la atención de los heridos, dijo por su parte la prensa oficial cubana.
El rotativo mexicano agregó que el personal del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos ofrece atención médica y administración de medicamentos en el Hospital Militar de Matanzas.
Además de estos operativos de México, en la mañana de este martes entró en la Bahía de Matanzas el buque de ese país conocido como Bourbon Artabaze, "utilizado contra incendios", según reportó en Twitter la Agencia Cubana de Noticias (ACN).  
Sin embargo, todavía se desconocen otros detalles de la llegada del buque a Cuba, así como de las labores que realizará en relación con el grave incendio en la Base de Supertanqueros matancera, que desde el pasado viernes mantiene en vilo al país y ya se ha propagado a cuatro depósitos de combustible.
Algunos mexicanos han comentado el post de SEDENA en Twitter, donde esa entidad posteó imágenes de sus militares cargando carretillas y palas, y han afirmado que "para apagar un tanque de almacenamiento" no sirven estos elementos. "Lo único para sofocar un tanque de almacenamiento es que se consuma el crudo y enfriarlo... E aislarlo de otros tanques ..nada más", señaló un internauta. 
Su criterio coincide con las declaraciones del socorrista emérito de Rusia y exjefe del Centro ruso de Preparación de Rescatistas, Alexandr Gofstein, quien dijo que para un incendio de tales dimensiones "ya no sirve ninguno de los métodos disponibles".

A su juicio los bomberos cubanos no serán capaces de extinguir el incendio, y este se detendrá cuando ya no quede nada por arder. 

"Lo más probable es que ya no sea posible extinguir las llamas, por ser un incendio de demasiadas proporciones. Si ya ha durado tanto, significa que no funcionó lo que debía funcionar", argumentó.

"Encima de un fuego tan grande surge una columna de aire muy caliente, imposible de superar para los aparatos aéreos. Extinguir desde gran altura, donde el aire no es tan caliente, no ocasionaría efecto, pero si el avión baja, simplemente se quemará", explicó al medio ruso Sputnik.

Agregó que con el humo y el viento de la Bahía de Matanzas es mínima la precisión del vertido de agentes químicos desde un avión, e intentarlo con agua es poco efectivo, como también ya reconoció el Gobierno de Cuba. 

"Es imposible sofocar tales llamas con agua, pueden ayudar solo la espuma contraincendios, agentes químicos y gas carbónico, lo cual resulta muy caro y es poco probable que se tenga en las cantidades requeridas en el lugar del desastre", subrayó el experto de Rusia, un país petrolero que ha ofrecido ayuda y asesoría a La Habana para controlar la peor crisis en la historia de su Base de Supertanqueros, donde se guarda una parte del crudo nacional.
 

IMPORTANTE: