La cubana Adonay Frutos asegura que perdió un embarazo de Maradona

Tras las revelaciones hechas la semana pasada por la cubana Mavys Álvarez, varios medios han recordado que otra joven de la isla, Adonay Frutos, también fue novia del astro deportivo.

Un artículo publicado en la sección Teleshow del portal Infobae detalla que en abril del 2004, cuando Maradona se encontraba internado en la Clínica Suizo Argentina por una descompensación cardíaca, el diario mexicano Reforma reveló que Frutos, por entonces novia del jugador, estaba embarazada de mellizos.
La publicación aseguraba que la joven, que en aquel entonces tenía 20 años de edad, había conocido al futbolista en una disco a la que había ido con amigas en 2003, y que, al igual que Mavys Álvarez, su predecesora, había convivido con Maradona en la casa de La Pradera, adonde él se había instalado desde el año 2000 para recuperarse de su adicción a las drogas.
En esa época, Maradona solo reconocía la existencia de dos hijas, Dalma y Gianinna, ambas nacidas de su matrimonio con Claudia Villafañe, quien en el 2003 ya le había pedido el divorcio. Todavía no había conocido a Verónica Ojeda, con quien luego tendría a Dieguito Fernando. Y, aunque la Justicia lo había obligado a reconocer a Diego Junior, fruto de su relación con Cristiana Sinagra, y a Jana, de su romance con Valeria Sabalain, él no admitía ninguna otra paternidad. De hecho, para entonces, ya había nacido Matías, el hijo de Laura Cibilla, su novia desde1998, al que él criaba como propio.
Al trascender la noticia de la supuesta gestación de Adonay, el asistente personal de Diego, Gabriel Buono, viajó a Cuba para llevarle un test de embarazo. El resultado fue negativo. Después de eso, Maradona volvió a la isla pero ya no a La Pradera, sino al centro médico CESAM dónde sí pudo recuperarse de su adicción a las drogas.
En septiembre del 2004 Frutos fue víctima de una cámara oculta, durante una entrevista que le realizó en su casa del municipio habanero de La Lisa un programa de la televisión peruana. En esa conversación, la cubana reconoció haber perdido un embarazo de gemelos varones al caerse de una escalera mientras era perseguida por una periodista argentina.
En noviembre de ese mismo año, Frutos concedió un extenso reportaje para la revista española Interviú donde, por primera vez, dio detalles de su relación con el jugador. “Espero que exista un futuro bonito para nosotros. Yo no he pensado en el matrimonio, aunque mi corazón sí lo quisiera”, había declarado. Y había asegurado que le gustaría tener un hijo con Maradona. “Sí, por supuesto. Le llamaría Diego Adonis”, dijo.
Asimismo, otra publicación mexicana, Récord, había mostrado un video de Maradona en la intimidad, supuestamente junto a Frutos, y difundido otras fotos en las que se lo veía consumiendo cocaína. “Se han dicho muchas cosas que no siempre son verdad. En Internet se habló sobre encuentros sexuales en los que consumimos drogas y eso es mentira”, aseguró la joven.
En la misma nota, Adonay agregó: “Se ha hablado de un embarazo mío que es otra falsedad. Siento que se están inmiscuyendo en mi vida privada sin mi aprobación. Yo tengo el derecho de amar a quien quiera, sin importar su fama o su nombre”.
Sin embargo, la realidad es que al terminar su tratamiento, Maradona regresó a Argentina, y nunca más tuvo ningún tipo de contacto con Frutos.
Antes de conocer a Diego, Adonay estudiaba Estomatología en La Habana aunque, según su madre, abandonó los estudios cuando comenzó su relación con el jugador. La mujer también aseguró a la prensa que su hija no era "jinetera".
Según Infobae, sigue viviendo en Cuba con su actual esposo, que aparece en fotos colgadas en sus redes sociales. El  26 de noviembre de 2020, un día después de la muerte de Maradona, colgó en su cuenta de Instagram una caricatura de Maradona devolviéndole “la mano” a Dios.
 

IMPORTANTE: